Santiago Hurtado: “El concurso tiene que buscar la continuidad en la empresa”

El Socio-Director de Broseta Abogados analiza la última reforma de la Ley Concursal, en la apertura de la IV edición del Curso de Experto Universitario en Derecho Concursal

Santiago Hurtado, Socio-Director de Broseta-Abogados, ha señalado que “siempre hay un intento de refinanciación antes del concurso”, durante el acto de apertura del IV Curso de Experto Universitario en Derecho Concursal del Instituto de Estudios de la Empresa (INEDE) dela Universidad Católica de Valencia “San Vicente Mártir”.

El acto de apertura, celebrado en el Campus de Valencia-San Juan Bautista, ha contado con la presencia del juez Salvador Vilata, Director del Programa; Juan Sapena, Decano de la Facultadde Estudios de la Empresa y Director del INEDE; José Vicente Morote, Decano de la Facultad de Ciencias Sociales y Jurídicas; y Leopoldo López, Coordinador del curso. Además de los alumnos matriculados este año en el programa, al acto han asistido también cerca de un centenar de alumnos y ponentes de ediciones anteriores.

El ponente que ha pronunciado la primera lección, que ha sido secretario general técnico del Ministerio de Justicia y presidido la Comisión para la Reformade la Ley Concursal, ha detallado las particularidades de la reforma de la Ley Concursal publicada en el mes de octubre. Una reforma que busca “que se avance la situación concursal, que se detecte cuanto antes y que se pierda el miedo a entrar en concurso porque el concurso tiene que buscar la continuidad de la empresa”.

En este sentido, Hurtado ha subrayado que esta nueva reforma “trata de evitar que se entre en concurso” mediante mecanismos como los acuerdos de refinanciación, que establecen la preconcursalidad, “una nueva pata totalmente necesaria para que haya menos concursos”. Además, ha incidido en que el crédito que se conceda a empresas en riesgo de concurso de acreedores esté soportado por una viabilidad y en caso de que finalmente se alcance el concurso “aquel que ha financiado tenga garantía de que ese dinero está protegido”.

Otra de las medidas de la nueva reforma es el establecimiento de un blindaje temporal para que las empresas puedan negociar su refinanciación sin la amenaza inminente del concurso de acreedores. Así, en caso de que la empresa logre refinanciarse pero finalmente entre en concurso, la parte refinanciada no estará sujeta a la sospecha de nulidad propia del procedimiento concursal.

El Socio-Director de Broseta también ha explicado el nuevo término de “dinero fresco” aplicado a los procesos concursales que implica en esta reforma que “se permite que se integre dinero de tesorería de externos y se garantiza que, en caso de concurso, se pueda recuperar antes que otros acreedores”.

Asimismo, según ha manifestado, se ha creado una medida que afecta únicamente al sector bancario y que permite a las entidades extender las condiciones del acuerdo preconcursal al que hayan llegado con una empresa a aquellas entidades minoritarias que se hayan negado a entrar en la negociación.

Otra de las partes de la reforma que se ha mejorado es la que mide si se le puede exigir una mayor responsabilidad al administrador de la empresa, “ahondando en que el concurso no sea una forma de eludir responsabilidad”, ha añadido el ponente.

Hurtado es de la opinión que esta nueva reforma “se hace a favor de la economía” pero que, habitualmente el crédito lo dan los profesionales, que son los bancos, “y para concederlo necesitan seguridad y estabilidad jurídica y garantías. Todo lo que sea reforzar eso ayudará al empresario”.

Respecto a las cifras, el ponente ha comentado que entre 2009 y 2011 son pocas las empresas que han alcanzado acuerdos de refinanciación pero con mucho volumen. “Esta reforma busca que sea un mayor número pero con independencia del volumen”, ha señalado.

El número de concursos de acreedores ha ido en aumento de año en año pero para este experto “es una evolución a la que no hay que tener miedo”, ya que el resto de Europa y del mundo maneja cifras que triplican nuestras declaraciones de concursos. “El problema es cómo concebimos el concurso en España y cómo se concibe en el resto del mundo”, ha anotado, “y creo que en la pequeña y mediana empresa seguirá avanzando el número de concursos pero con una nueva evolución porque la ley concursal hará que se afronten de una manera diferente, buscando más la viabilidad, siendo más ágil en el procedimiento y con menos costes”.

CURSO DE EXPERTO UNIVERSITARIO EN DERECHO CONCURSAL

El Curso de Experto Universitario en Derecho Concursal, que este año celebra su cuarta edición está dirigido por el Juez de lo Mercantil Salvador Vilata y proporciona conocimientos y formación específica tanto para el desempeño de la labor de Administrador Concursal como para la actividad de asesoramiento jurídico de las empresas en materia concursal. El curso está dirigido especialmente a titulados en Derecho, Ciencias Económicas, Empresariales y Administración y Dirección de Empresas, así como a Titulados Mercantiles, Diplomados en Ciencias Empresariales y auditores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *